Rimbaud resuelve no ser poeta

arthur_rimbaud_by_carjat_-_musee_arthur_rimbaud

Por L.C. Bermeo Gamboa

No me juzgarían tan severamente por disparar a un hombre,
se sabe que un asesino bien puede ser un poeta,
pero yo he decidido acabar también con el poeta que soy.

No admiro lo que el ejercicio de la poesía hace al hombre,
se sabe que cualquiera puede ser reconocido como poeta,
pero yo he decidido asumir sin matices la vileza del hombre que soy.

Me parece que la guerra es una invención de Homero
y la venganza otra de Shakespeare, los poetas nos han pervertido.

La barbarie tiene una monstruosa estética que admiramos
y la poesía es su disimulada careta.

Hasta el pueblo me llegaron estas visiones precoces del infierno
donde vi a los hipócritas lamentarse entre llamas de oro,
pícaros modernos que creyeron merecer la salvación por un poema.

No espero que unos versos adolescentes me salven de ese juicio,
prefiero ser un perfecto culpable sin atenuantes de humanidad
que luego nadie venga a implorar un poco de caridad por este hombre.

Que a mis 19 años considero que la poesía ya no es disculpa,
mejor perderme como un hombre entre los hombres destruyendo el mundo
y no tener memoria ni remordimiento de haber creado belleza.

Jean Nicolas Arthur Rimbaud, 37 años.  (Octubre 20 de 1854 - Noviembre 10 de 1891). En el epitafio: "Reza por él".
Jean Nicolas Arthur Rimbaud: 37 años, (Octubre 20 de 1854 – Noviembre 10 de 1891). En el epitafio: “Reza por él”.

Tomado de Tesis sobre el fracaso (2016).

Anuncios