Lecturas Perjudiciales

El perro lector y otros poemas de Jorge Ragal

In Poemas on 12 abril, 2013 at 3:41 PM

Perro lector

El poeta chileno Jorge Ragal ha compartido, con la Barbarie Ilustrada, algunos de sus poemas, donde prueba que es un antipoeta, como su maestro Nicanor Parra, o lo que es lo mismo, un poeta de la ironía.

____________________________

EL PERRO LECTOR

El perro leía sobre la Santa Inquisición.
Sobre el exterminio de los fueguinos.
Sobre los métodos de tortura.
El perro leía sobre la conquista de América.
Sobre las figuras del sadomasoquismo.
Sobre el crimen de Gandhi.
El perro leía sobre los experimentos de los nazis.
Sobre la pedofilia al interior de la iglesia.
Sobre los peligros del sida.
Y regresó a los bosques.

____________________________ 

DECLARACIÓN DE DERECHOS HUMANOS

Toda persona tiene derecho a jugar a la pieza oscura.

A tatuarse una flecha en el corazón.

A tirarse en paracaídas.

Toda persona tiene derecho a descubrir un tesoro.

A conocer el desierto florido.

A correr una marathón.

Toda persona tiene derecho a escribir un poema.

A reírse de los peces de colores.

A disfrutar un dibujo de Matta.

Toda persona tiene derecho a convertirse en un travesti.

A subirse al carro de la victoria.

A entenderse en mapudungún.

Toda persona tiene derecho a besar a su mejor amiga.

A bailar en el carnaval de Río.

A ver debajo del agua.

Toda persona tiene derecho a donar su lengua.

A beber un vaso de cianuro.

A descubrir su punto G.

____________________________

DONACIÓN DE ÓRGANOS

Voy a donar mis piernas para que un niño

pueda correr detrás de una pelota.

También mis manos para que otro joven

acaricie dulcemente a su mejor amiga.

Mi esqueleto lo voy a donar a una escuela de medicina

para que sea conocido como el esqueleto del poeta.

Voy a donar mis pulmones a un fumador empedernido.

Voy a donar mis riñones a un par de ancianos.

No creo que pueda donar mi hígado.

Pero voy a donar mis ojos a una famosa cantante ciega.

Quiero donar mi lengua a un amante compulsivo.

Quiero donar mi corazón a una monja descalza.

Y por último voy a donar mi órgano viril a un enfermo de sida.

____________________________

EL PRÍNCIPE DE BABILONIA

El príncipe de Babilonia aprendió a escribir a los tres años.

Era un experto en el uso de la espada.

Una vez le cortó el cuello a un águila en pleno vuelo.

Corría más rápido que un tigre tras su presa.

Fue padre a los trece, a los quince, a los diecisiete.

El príncipe de Babilonia cantaba como los dioses.

Escribió el más bello poema de su tiempo.

Fue el creador de la mítica biblioteca de la ciudad.

El rey lo nombró embajador plenipotenciario.

El príncipe de Babilonia evitó una guerra contra los bárbaros.

Se le otorgaron unas fértiles tierras entre dos ríos.

Sus hazañas fueron motivo de orgullo.

Se escribieron novelas y se entonaron canciones.

Se levantó una estatua en su honor en medio de la plaza.

Una noche de luna llena divisó a un anciano caminando.

Le ofreció hospedaje pero aquel le respondió que descansaba en el cielo.

A la madrugada el príncipe abandonó Babilonia.

____________________________

ENTRA CON LOS PIES DESNUDOS

Deja en la puerta de la casa tus sandalias de labrador.

Tus botines que saben de victorias y derrotas.

Tus elegantes zapatos de taco alto.

Deja en la puerta de la casa tus bototos de constructor.

Tus zapatillas de majestuosa bailarina de ballet.

Tus zuecos de chica rebelde.

Deja en la puerta de la casa tus mocasines de conquistador.

Tu reluciente calzado de viejo tanguero.

Tus botas que caminan bajo la lluvia.

Deja en la puerta de la casa tus calcetas de artesano.

Tus calcetines de alegre liceana.

Tus coquetas medias caladas.

Entra con los pies desnudos como la primera vez.

____________________________

LA CREACIÓN

El primer día dios creó el sol como el centro del universo.

Y los planetas que orbitan a su alrededor.

Al día siguiente creó a las mujeres y a las sirenas.

Ambas serían atractivas, enigmáticas y fecundas.

Por extraña razón las sirenas no sobrevivieron.

Al tercer día creó a los hombres y a los perros.

Intuyó que el perro sería el mejor amigo del hombre.

Al cuarto día creó las manzanas y las serpientes.

Luego en un momento de éxtasis creó a la Virgen María.

Al quinto día creó la poesía, la música y la alquimia.

La idea era no dedicarse exclusivamente a los negocios.

Después creó los aviones y los volantines para admirar el cielo.

Al sexto día creó la radio, la televisión y las redes sociales.

Tuvo claridad que la humanidad iba a evolucionar virtualmente.

No hizo ninguna mención contra el aborto y el suicidio.

El último día creó a los pobres, los negros y los enfermos.

Se comenta que fue una recomendación de su hijo.

____________________________

Foto-Jorge-Ragal-150x150JORGE RAGAL (SANTIAGO DE CHILE, 1954)

Coordinador de la Unión de Poetas de Chile y director editorial del Club Viva Poesía. Ha publicado dos libros de poemas Chicles Calientes y Como vida hay una sola. En 2013 será publicado su más reciente libro El hombre se escribe. Escribe un blog personal: http://www.poetajorgeragal.blogspot.com/

Anuncios
Borges todo el año

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Tesis sobre el fracaso

Por L.C. Bermeo Gamboa

La Cultura de Yumbo

Somos lo que expresamos

Tediósfera

Un blog de Eduardo Huchín

Vallejo & Co.

literatura y más

Estafeta

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Taller permanente de poesía (Yumbo)

Estudio de la forma y la poética

pornosonetos

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Revista Cuadrivio

Revista de crítica, creación y divulgación de la ciencia

Antiguos Testamentos

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Zoon Phonanta

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Ignoria

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Holismo Planetario en la Web

El Portal donde día a día hacemos realidad el sueño de una Nueva Gran Biblioteca Digital de Alejandría

Periodismo narrativo en Latinoamérica

Recopilación de crónicas periodísticas con chispa.

refinería literaria

Diario de un book doctor en español

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

Una hoguera para que arda Goya

Literatura, periodismo y crítica cultural.

borgesyyo

Just another WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: