Lecturas Perjudiciales

Los Elementos del Desastre

In Reflexiones on 16 mayo, 2012 at 12:47 AM

Por Ásbel Quintero Moncada

   La facilidad como la naturaleza cobra los desmanes o recupera su memoria ha llevado a que esté triste como otras veces. La alegría es momentánea, pasajera y da ilusiones que no es bueno para los ilusos. Sé que mi estirpe no es la mejor puesto que vengo de una raza de jayanes, negociantes, charlatanes y camanduleros que, aparentemente esas cualidades son ejemplo, imponen su cultura vendiendo las cosas mínimas que necesita cualquier individuo que no madrugue o que nunca va al mercado de las pulgas.

   Vea, es fácil decir adiós cuando el que viaja no tiene nada que ver con uno. A su vez es fácil dar un parecer ante un necesitado de afecto o ante un condenado a la horca. ¿Quién no gana plata vendiendo camándulas a la entrada de los infiernos? El negocio, sí, el negocio es bueno cuando traficamos con los elementos del desastre.

  No quiero a ningún vendedor. No he podido amar a los traficantes ni a la mafia. Llámese Damas Rosadas, Hijas de María, la Barras Bravas, el Congreso o la Cámara, El Vaticano, porque toda forma masiva me parece sospechosa. Es ahí donde se diluye el individuo y pierde su identidad; se vuelve un código, un número. Claro que las formas económicas son rentables cuando se vuelven, a su vez, ideología. ¿Qué es un sacerdote o un predicador? Un traficante, que por unas monedas coloca a los feligreses a  que crean en la salvación que éste les muestra como única vía.

  La retórica de los vivos frente a los necesitados. Así procede la madre frente a sus hijos. Todas ellas son formas de chantaje. Es tan dañina la forma como el contenido del amor de madre, hermano, padre, esposa que no nos damos cuenta que nos están manipulando. El amor así es un fetiche que, pasado un tiempo, se convierte en maniqueísmo eficaz.

   El ser humano no da nada porque puede suceder una de las dos cosas: o se está engañando inconscientemente o es consciente de lo que hace. Y visto así el fenómeno no nos queda más que sospechar de la filantropía o capacidad de dar del otro. Nada es gratuito en la naturaleza. ¡No nos engañemos ni nos dejemos engañar! El hombre es un animal económico. Claro porque la “política es la expresión más concentrada de la economía”. Las formas organizativas tienen una política que nunca es gratuita ni desprendida, llámese familia o grupo. Dele el nombre que quiera y su naturaleza es la misma, sus fines son siempre el usufructo contra el necesitado del grupo.

   Usted me dio afecto, cariño y amor. Sí y ¿a costa de qué? ¿No recibió nada a cambio? ¿Quién ganó en ese tráfico de necesidades? Sigamos por el camino del engaño mutuo. Al final somos dos menesterosos, pordioseros del afecto de las mentiras compartidas.

   La naturaleza no se queda con nada, ahí donde estuvo alguna vez ahí vuelve. Las mentiras serán reveladas con el paso de los siglos. Los elementos del desastre siguen pendientes en el concierto de las mentiras del grupo.

   Madrugué para cumplir con la falsa promesa de no perder mi empleo. Ahora soy culpable de creer en las mentiras que me vendieron desde niño. Soy un hombre taciturno, meditabundo y descreído. ¿Quién me volvió así? Nadie. Aquí está la clave de otro engaño permanente: la paranoia. El deseo de buscar culpables y evadir nuestra responsabilidad.

  Ahora soy consciente de que viví intensamente los pocos años que me permitió la naturaleza disfrutar. “Vida, nada te debo, ahora estamos en paz”.

Otros Artículos del mismo Autor

Anuncios
Borges todo el año

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Tesis sobre el fracaso

Por L.C. Bermeo Gamboa

La Cultura de Yumbo

Somos lo que expresamos

Tediósfera

Un blog de Eduardo Huchín

Vallejo & Co.

literatura y más

Estafeta

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Taller permanente de poesía (Yumbo)

Estudio de la forma y la poética

pornosonetos

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Revista Cuadrivio

Revista de crítica, creación y divulgación de la ciencia

Antiguos Testamentos

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Zoon Phonanta

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Ignoria

Literatura, periodismo y crítica cultural.

Holismo Planetario en la Web

El Portal donde día a día hacemos realidad el sueño de una Nueva Gran Biblioteca Digital de Alejandría

Periodismo narrativo en Latinoamérica

Recopilación de crónicas periodísticas con chispa.

refinería literaria

Diario de un book doctor en español

El blog de Guillermo Schavelzon

La edición, el libro, los escritores

Una hoguera para que arda Goya

Literatura, periodismo y crítica cultural.

borgesyyo

Just another WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: