Sonetos a la Taberna

I

No elegí el motivo del poema,

los dones tienen su misterio

y a su hora me encargaron:

“Poeta canta la Taberna”.

Omar Kheyyam el persa, dije,

ya lo hizo en sus cuartetas.

Tengo entusiasmo no talento

¿y para mí tan difícil tarea?

Ve a tu escuela de la noche,

sin falta, al magisterio de Baco.

Sean tus títulos: ebrio y sabio.

Now is you turn: canta poeta,

di que la taberna es el universo

que la música doma el tiempo.

 

 L. C.  Bermeo Gamboa

Anuncios