Diario de Vigilias

Aforismos

Clavo y Martillo

£        La buena escritura en mí sólo surge del desvelo, por desgracia acabo de despertarme.

 

£        Tuve que dejar a mi esposa para encontrar el amor y por la misma acción dejarle a su amante la tranquilidad de tener una mujer soltera; cuando queremos condenarnos es necesario que alguien nos dé antes su bendición.

 

£        Es necesario conocer el carácter inasible del lenguaje, para mantener una perpetua desconfianza con las palabras. Es necesario conocer el carácter inasible de la mujer, para mantener una perpetua desconfianza de sus sentimientos.

 

£        A veces la dignidad se reduce a mantener firme en la memoria los amores y los odios; debemos recordar que a veces quien nos da la mano no es otro que nuestro enemigo.

 

£        No sé si es una fortuna, pero los enanos viven más, seguro la muerte es miope.

 

£        No son claras las estadísticas, pero al parecer la mayor parte de la población optaría por compartir la misma pesadilla y dejarse sólo para sí mismos los sueños.

 

£        No quiero ser recordado por alguien, aunque desearía romper la indiferencia de un árbol al que trepé en mi infancia. ¿Pensará en ese niño?

 

£        Todas las virtudes son intrascendentes, cada defecto es memorable y la suma de ellos es belleza o arte según se aplique.

 

£        La sociedad no es de lo que hacemos parte, en realidad es todo aquello que nos aparta.

 

£        Durante las crisis amorosas no hay mala literatura, lo peor es que cuando somos felices parece que no hay nada digno de leer, no hay nadie tan indiferente como el hombre enamorado.

 

£        El idealismo de los nihilistas es no creer en ninguna idea, principio de realidad y final de ilusión.

 

£        Verdaderamente amamos lo equivocado, de lo contrario no tendría objeto la pasión.

 

£        Por desechables que sean las palabras en el amor: hay que decirlas, debemos deshacernos de todo mote cursi en la realidad para filtrar de nuestra literatura todo lugar común.

 

£        Los que pretenden ser honestos fingen, los que aparentan terminan siendo honestos.

 

£        Me dejaron tanto mis seres queridos que me niego a la idea de su muerte, les di tan poco que ellos niegan la idea de que yo aún este vivo.

 

£        La peor ofensa: despreciar siempre a la mujer amada sin negarle nunca su grandeza.

 

£        Hoy la libertad no es la capacidad de elegir un camino que te conduzca a la felicidad, sino la de encontrar entre todas las ruinas personales la que más se te parezca.

 

£        Odio que el pasado me ilumine más que los amaneceres.

 

£        Hay quienes piensan que reducir al orden verbal de una máxima el universo es igual de simple que desarrollarlo y explayarlo en un poema o una novela, una máxima aunque lo pretenda no es la totalidad, es el fragmento.

 

£        De nuestra falta de origen común podemos decir que nadie ha nacido, la vida es un parto inconcluso.

 

£        Encontrarnos con la imaginación creadora es perderse, como Robinson Crusoe, primero tenemos que ser náufragos y luego debemos habitar en una remota y solitaria isla, es necesario adquirir la costumbre de la soledad.

 

£        El poema es un mapa guía para un tesoro, la primera pista nos lleva a otra y así sin término, quien encuentra riqueza ha sido burlado.

 

£        Más temprano de lo que imaginó el hombre, la piedra enamorada del agua asimiló su brillo en el diamante.

 

£        El escritor por profesión y la mujer por instinto suelen crear mentiras sumamente elaboradas, un hombre normal no tiene cualidades para el engaño, solo para las excusas. Moraleja: lo femenino en el escritor está más en su genio que en su sexo.

 

£        Dios es un ser sensible, orgulloso al menos como el Yavé del antiguo testamento, de ser así tendría celos de la musa que eligió a Shakespeare como su Moisés.

 

£        El arte será el único lastre que la historia del progreso no podrá desechar.

 

£       La Historiaes esa larga fábula del único animal que aprendió a hablar.

 

£        Dijo Roberto Bolaño en su manifiesto Infrarrealista: “Libros eróticos sin ortografía”. A mí se me antoja describir aquel cuerpo como una escritura desnuda, sin sus ortografías en las palabras, y sin sus puntos y comas en los pies. El escritor debe penetrarla: sentir sus fluidos de lenguaje, aunque sea tildado de violador en un principio y al final, cuando exhiba, de pornógrafo gramatical.

 

£        Como tal de la literatura jamás se hará historia, es imposible que releyendo un clásico como Homero o como Dante podamos afirmar que aquello ocurrió en el pasado, ni siquiera ayer, todo bajo la lectura es recién descubierto y actual. Lo acabamos de imaginar, somos Homero y Dante, somos Shakespeare, en realidad no lo somos en tanto no haya un lector que apenas nos este descubriendo e inventando.

 

£        Cansados de exigirle al lenguaje un cuerpo y un aroma, los poetas han encontrado su complemento ideal en la mujer.

 

 

£        No le exijo a nadie que no crea en Dios, mi exceso de realismo es algo tan despiadado que me alegra encontrarme con otras personas de gran imaginación que sí creen en Dios, lo único que les criticaría es su intolerancia para quienes no podemos llegar al nivel de sus fantasías.

 

£        El mundo como debe ser:La Biblia,La Torá, El Corán, Las Mil y Una Noches, El Señor de los Anillos, serían libros de literatura fantástica.La Repúblicade Platón sería un libro condenado al igual que El Príncipe de Nicolás Maquiavelo, tanto como Mi Lucha de Adolfo Hitler. Los periódicos serían una pequeña sección en medio de las novelas gráficas.

 

£       La Democraciaes un sistema que falla desde la semántica porque el lenguaje como sabemos es arbitrario y déspota, cuando no jerárquico y elitista, entonces de la realidad a la que emula no podemos esperar la realización de semejante oxímoron, aunque como metáfora sea conmovedora.

 

£        Epitafio de un crítico: No me pasé la vida inventándola, sino buscando el comentario perfecto para reconocerla.

 

£        Sólo una lectura fundamental y espontánea nos descubre complejidades universales y sólo esas debemos callar, no por egoísmo, sí para evitar violarlas con el vulgar conocimiento colectivo.

 

£        Genio es tal vez la mejor definición de personalidad, todo conocimiento es tarea individual.

 

£        Le llamo placer a la lectura endiablada de una Biblia cuya interpretación funda credos.

 

£        De Nicolás Gómez Dávila: “Quien se atreva a leer mi biblioteca no podrá entender mis comentarios, los escolios no se basan en libros: son cifras del universo”.

 

£        El mundo no es, cómo piensan muchos, sin sentido o ilógico, simplemente es falso; la mentira dirigida que nos significa, habla de nosotros y no nos dice qué somos nosotros.

 

£        Estas palabras no dirán en absoluto lo que soy, ellas misma no son y yo que no puedo ser sólo a través de ellas me describo como un objeto en algún tiempo y espacio, como una mesa en el centro de la casa, un árbol sobre la colina, una taberna en la esquina, pero ni una palabra ni mi nombre soy yo.

 

£        Al ignorante leer una palabra obscena en un poema le ofende en sentido inversamente proporcional a lo que el poeta tomará en cuenta su aprobación.

 

£        El lenguaje es la digresión fundamental entre el hombre y las cosas, la realidad pasa sin ser tocada por el lenguaje ni los hombres, esto mismo en una canción de John Lennon.

 

£        Soy un hombre poco dado a las luchas sociales, mis revoluciones si las tengo, o las logro, son, serán, con un adjetivo puesto o eliminado subversivamente en algún verso taciturno, con un verbo, bomba de tiempo, conjugado en un mañana explosivo.

 

£        El vivir nos ofrece menos oportunidades de perfeccionar el amor en algo más que efusividades verbales y vergüenzas públicas, y sucesivamente rencores que logran fermentarse hasta adquirir el despreciable silencio del odio más fino.

 

£        Ahora que la razón pura no importa, está el aquí donde la causa es el mal y el efecto debe ser el remedio, hay la densa entropía.

 

£        Leerla Historiay las Crónicas para que la verdad que es imaginación se complemente con la mentira que son los hechos.

 

£        At initium verbum erat: ¿Ser o Desaparecer? ¿Quién o Qué fue? ¿Quién o Qué dejo de ser?

 

L. C. Bermeo Gamboa

Anuncios